2007/08/26 | By: Amparo

Mis manos

El otro día mi compañera de trabajo me decía -me gustan tus manos Amparo-… ¿mis manos?…


Estas son mis manos, regordetas y rechonchas

Siempre miré con envidia las manos con dedos largos y perfectas, al pasar los años me di cuenta que formaban parte de mi personalidad, que nacieron conmigo y siempre me defendieron.

Palpé, sentí, y aprendí con ellas, cerré el puño y peleé, acaricié y trasmití emociones, sostuve firmemente sin vacilaciones lo que mas amo, se extendieron en abrazos solidarios y fueron mis fieles camaradas del día a día

Hoy las arrugas empiezan a surcarlas, se han quedado vacías y sin tacto

7 comentarios:

María Manuela dijo...

De tus manos, lo que más me gusta es que bailan al ritmo de tu voz...acompañan a tus palabras y quieren decir siempre más de lo que dice tu boca, es como si ellas fueran más sabias y quisieran añadir también un toque de ternura, de caricia.

Pero sobre todo es cuando dices que has "hablado" por el ordenador y haces ese gesto de escribir en el teclado...jeje eso es la monda...

ybris dijo...

Si te imaginas que me voy a creer lo de que se han quedado vacías y sin tacto te equivocas de medio a medio.
Lo de que están llenas salta a la vista (por tus escritos lo digo) y lo del tacto te puedo asegurar, con varios años como mínimo más que tú, que con los años se gana en sensibilidad.

Besos de un manazas.

Pescador dijo...

Amparo, no importa la forma de las manos, más importa el calor que uno pueda transmitir a través de ellas y creo que esas manos han generado mucho calor.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Manos que logran trasmitir emoción, calor, cariño... a través del ordenador, no pueden ser nunca unas manos insensibles.

Ya es tarde dijo...

no te falta razón

las manos son el lugar de nuestro cuerpo con el que más veces hemos tocado la vida de cerca.

Bichito de luz dijo...

No pueden haber manos mas hermosas que las que has descritos, son manos que han !vivido¡.

Y en el presente esas manos no pueden sino tener las huellas del camino andado, y creo que de vacías nada, y sin tacto eso si me dja una interrogante.

Abrazossss gandotes

Pedro (Glup) dijo...

Lo de las arrugas me lo creo.
Lo de vac�as y sin tacto...anda, anda, exagerada.
T� lo que quieres son mimos.
Pues van. Que no, que tienes unas manos preciosas, acariciables, llenas de vida y futuro, pr�digas en ternuras.
Mimosa.