2009/02/27 | By: Amparo

SALVA PATRIAS


Ha habido infinidad de personajes que a lo largo de la historia, bien en solitario o con un mínimo de seguidores se han proclamado salvadores de patrias, personajes que en la mayoría de los casos como en el de los dictadores lejos de salvar han provocado el miedo y la barbarie de muchos pueblos.

En mi entorno, en mi pueblo, en este pequeño lugar, he conocido a infinidad de personajillos que en momentos puntuales de algún acontecimiento han dado un salto al escenario de la vida queriendo salvar a los ciudadanos de algo nefasto, los he conocido de muchos colores, verdes, azules, rojos, amarillos y hasta incoloros.

Personajillos que no han pasado a la historia y que se han desinflado como el globo de un niño cuando va perdiendo aire.

Ahora, en este momento en el escenario de este pequeño rincón del mundo donde casi nunca pasa nada pero a veces pasa lo que no tenia que pasar…

…surgió el salva patrias, no encuentro clasificación donde ubicarlo, no se que color adjudicarle, no se que clasificación darle a la persona que hace uso del dolor para satisfacer su ego…¿mezquino? ¿Manipulador? ¿Insensible? ¿Sin entrañas? .


Querida Susana, ayer te vi entrar en el salón de plenos junto a los padres de Carolina y necesito trasmitirte lo que sentí, pensé en mis hijas, es como si Carolina y tu fueseis una parte de mi existencia, en realidad lo sois, las madres, las mujeres, no queremos que nuestros hijas sufran, mucho menos que nadie, ningún hombre, les haga daño y las lastime.

Querida Susana, ayer sufrí, sufrí por ti, pero también me indigne, me indigne por Carolina, por su recuerdo, por su memoria, y desde este pequeño espacio quiero dejarte un mensaje, a ti, Susana, la mejor amiga de Carolina, la que aun le habla cada día a través del ciberespacio…

Nadie, ningún hombre tiene derecho a manipularnos, ningún hombre puede decir que nos ama y poner flores sobre nuestras tumbas, nadie, ningún hombre puede enarbolar banderas en nuestro favor, nadie, querida niña, tiene derecho sobre las mujeres, es por eso que no necesitamos, ni su compasión, ni sus banderas, ni sus monolitos póstumos….

Puedo garantizarte que muchísimas mujeres anónimas a las que nunca veras, mujeres que nunca cruzaran una palabra contigo en su vida, están tan cerca de vosotras que te sorprenderías, y es que hay solidaridades que son anónimas pero sinceramente sentidas....
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
2009/02/17 | By: Amparo


Adrià (mi nieto) fue protagonista por un día en la escuela, le escribí este cuento y su mamá (Carmen) lo contó a todos su amiguitos de clase.



El caragol verd




Hi havia una vegada un lloc on tot era de colors.

L’escola era roja, com un gran camp de roselles.

La pissarra era verda com una poma.

Les taules i les cadires eren grogues i blaves, com el sol i la mar.

La mestra tenia el monyo panotxa i un davantal amb pigues morades.

També els xiquets i les xiquetes eren de distints colors, semblaven un arc de Sant Antoni que que resplendia al contrast de la pluja i el sol.

Els xiquets tenien una mascota, un gran caragol de color verd dins de la seua caseta roja, blava i groga.

Cada setmana un dels xiquets s’encarregava de cuidar-lo.
Havia de donar-li de menjar encisam -que era el seu menjar preferit- i traure-lo a passejar pel camp.

Però un dia… el caragol va desaparèixer.

Els xiquets i les xiquetes ho varen buscar per tot arreu.

Baix de les taules….

En el pati….

En el calaix dels joguets….

En les butxaques de les batetes…

Res. El caragol no estava en cap lloc.

Els xiquets i les xiquetes estaven tristos, cridaven…

¡¡¡CARAGOOOOOOOL!!! ¡¡¡CARAGOOOOOOOL!!!

I ningú els responia.

Aleshores…. Adrià va escoltar un xicotet xiulet. Va mirar dins de la caixa de colorins i allí, arrupit estava el caragol.

- He perdut la meua caseta, em dona vergonya que tots els xiquets em vegen així.

- No et preocupes- li va dir Adrià- som els teus amics i ara mateix organitzarem la recerca de la teua caseta, quedat ací i abrígat per no passar fred.

Adrià va contar-li als seus amics el que havia succeït amb el caragol i tots es varen ficar altra vegada a buscar i buscar i buscar….

Al cap d’una estona una de les xiquetes va cridar…
¡ACÍ! ¡¡¡ESTÀ ACÍ!!!! ¡¡¡BAIX DEL TOBOGAN!!!!

I així va ser. El caragol, que a més a més de ser entremaliat era una miqueta despistat, havia perdut la seua caseta roja, blava i groga al llançar-se pel tobogan.

Tots es varen ficar molt contents i jugaren al rogle cantant ….

Caragol-gol-gol, no t’amagues - no t’amagues, que molt trist em quede joooo!!


2009/02/07 | By: Amparo

El crepúsculo

Dos años, ya han pasado dos largos años.

-¿Qué te pasa? Estas rara -

No, no estoy rara, estoy triste, no puedo contarte lo que siento, es algo mió, personal, quizás sin importancia.

Los deportistas, los artistas y todas aquellas personas que consiguen llegar a lo más alto de la cima gozan de la de fama sin pararse a pensar que después les llega el declive.

He aquí el quid de la cuestión…me siento como esa gran estrella que ha estado años en el candelero y guarda infinidad de premios en una vitrina pero que al final de su carrera termina en un rincón del escenario, vacía, sin afecto y con los trofeos enmohecidos por el crepúsculo del tiempo sin que nadie les preste atención.

Eso me pasa…desde hace dos años.






<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

PROVERBIO CHINO

Entristécete no porque los hombres no te conozcan, sino porque tú no conoces a los hombres

Carlos me ha dejado el enlace de este video, aquí queda, para reflexionar con Confucio.







<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
2009/02/01 | By: Amparo

POR UN MUNDO SIN MUROS










<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<