2012/08/24 | By: Amparo


Ver que mi amiga Beatriz ha abierto un blog ha despertado una vez mas mis deseos de resucitar lo que en un tiempo, que ya me parece lejano, fue el rincón donde dejaba pequeñas señales de lo que soy y de como pienso.

Disfrutar de vacaciones es dar una pauta a lo cotidiano y cambiar el rumbo de la monotonía de todo un año. 

Las personas aprovechamos para viajar a paraísos, ver lugares de ensueño, tomar fotografías que llenaran el álbum de ruta para mas tarde poder mostrar con orgulloso a nuestros amigos, realmente tiene que ser una experiencia hermosa.

 Mis vacaciones siempre han sido a pequeños lugares de la península y de cortos periodos de tiempo, los largos,  aquello que me gustaría visitar lo he vivido en sueños y gracias a la tecnología del momento plasmada en bellas imágenes que la red pone a mi alcance.

 Los tres días que este año me he alejado a un pequeño lugar, que creo van a marcar mi futuro, han sido sin  duda alguna  las mas sentidas y las que mejor sabor van a dejar  en la sombra de mi vida.

Iré resumiendo en pequeñas dosis las sensaciones que he sentido, deshojare estos tres días con el mayor esmero para demostrarme a mi misma que si se quiere se puede.