2016/10/22 | By: Amparo


Hoy cumple años Adrià, mi nieto, su madre, mi hija, me dijo hace unos días que le escribiese un cuento, pase todo el día pensando que podía escribirle, son muchas las anécdotas que tengo en mi cabeza, es un chico parlanchin  que no para ni deja parar. Siempre le decimos que vino de Cuba, que sus padres estuvieron  allí lo encargaron y que llego sin saber nadar, su tez morena y sus grandes ojos hacen creíble su procedencia.

Es ya un poco mayor, cumple 11, pero pensé que esta seria una buena historia para escribirle el cuento que Carmen me había pedido, esto es lo que salio:





 Adriancito, el niño que vino de Cuba.

Adriancito llegó un día de Cuba, nadie se explica cómo pudo hacerlo, pero braceó y braceó hasta llegar a la costa de Valencia, atravesó la Albufera subió por el canal que lleva a Catarroja y allí, en el pequeño puerto, sentados en el restaurante de casa Baina, le esperaba la que a partir de ese momento sería su familia, sus abuelos sus tíos y tías, el tito Valentín, que nunca se pierde ningún acontecimiento importante, y dos personajes que tienen una gran relevancia en este cuento, su mamá y su papá. Ellos fueron los que hicieron el pedido ilusionados para que Andriancito viniese a vivir a este país junto a ellos.
Llegar hasta Catarroja no fue fácil, Adriancito pasó nueve meses entre océanos de aguas turbulentas donde se enfrentó a terribles tiburones y tormentas tropicales que lo zarandeaban entre grandes olas. Una de las veces, en las que ya estaba exhausto de tanto nadar y nadar y parecía que nunca alcanzaría la meta, un delfín hizo de barca, y raudo y veloz lo acercó a una pequeña isla donde a base de frutas tropicales se repuso y pudo continuar rumbo a su destino.
Reanudó la marcha después de unos días descansando tranquilamente panza arriba en una playa de suave arena blanca y … ooooh ….. ¡sorpresa!, casi se muere del susto cuando del fondo de las aguas surgió una gigantesca isla que lo elevaba y un surtidor de agua le bañaba su pequeño cuerpo. Abrió Adriancito sus grandes ojos y consultando el libro de instrucciones que llevaba prendido en uno de sus piececitos comprobó que se trataba de una ballena, unos seres amables y cariñosos, y a pesar de su gran tamaño sabía que nada tenía que temer. Se aferró fuertemente a una de sus aletas y le dijo hacia dónde se dirigía, la ballena le contestó que ella le ayudaría para que pudiese llegar a tiempo, si no llegaba en la fecha prevista su familia se cansaría de esperar y esperar, y esperando y esperando en aquel bar del puerto de Catarroja comerían y beberían tanto que igual hasta se dormían y no lo veían llegar.
  • No te preocupes Adriancito - dijo la ballena - llegarás, te dejaré en el estrecho de Gibraltar, es un lugar tan estrecho que no puedo pasar por él, me quedaría encallada entre los pilares, lanzaré un aviso acuático para que al otro lado del estrecho te espere una tortuga marina,  sobre su caparazón viajarás cómodo y te dejará en la costa.-
Y así fue y así pasó. Llegaron a la puerta de las columnas de Hércules, allí recostada sobre ellas se encontraba ya la simpática tortuga toda sonriente, esperando al viajero. Adriancito montó sobre ella y le fijó el rumbo que tenía que seguir. Y es que además del libro de instrucciones, en su muñeca derecha, llevaba una brújula. Y menos mal, porque la tortuga era un poco despistada y no sabía bien por dónde tenía que ir.
- Sube pequeño, que te llevo al oeste - le dijo
- ¡NO, NO! - le gritó preocupada la ballena - ¡¡¡¡AL ESTEEEE!!!!
- Voy volando hacia el Este - contestó la tortuga planeando sobre las aguas.
Divisaron la costa de Levante, la tortuga le dijo que se apease cuando ya estaban en la arena de la playa del Saler, allí mismo, a la entrada de la Gola de Puçol Adriancito montó sobre una carpa que estaba distraída y la tortuga le pidió que lo llevase hasta la Albufera.
Fue cuestión de segundos lo que tardaron en llegar hasta el lago, y entonces, en el centro del lago un pescador desde su barca lanzó el anzuelo justo cuando pasaban cerca. La carpa caprichosa no pudo resistirse a la tentación de tan suculento bocado y ¡zas!, la carpa y Adriancito acabaron en el fondo de la barca.
El barquero sorprendido, tomó al bebé en sus brazos, no daba crédito a lo que sus ojos veían, en cuarenta años de pescador nunca había visto algo semejante, entonces reparó en aquella libretilla diminuta que llevaba atada al pie, menos mal que tenía muy buena vista y pudo leer las también diminutas instrucciones para así comprobar cuál era su destino, y es que apenas quedaba tiempo para la hora de llegada.
Raudo y veloz devolvió la carpa al agua, puso en marcha el motor y enfiló a toda vela canal arriba en dirección al puerto de Catarroja.
Allí, en el embarcadero se divisaba un grupo de personas que miraban  impacientes el canal.
El barquero con mucha tranquilidad amarró su barca, tomó a Adriancito entre sus brazos y preguntó.
  • ¿Quienes son los papás de este hermoso cubanito?
  • ¡Nosotros, somos nosotros!
La mamá lloraba de alegría, el papa temblaba de emoción.
Carmen y Rafa, que así se llamaban, se adelantaron hacia la barca y el pescador puso a Adriancito en brazos de su mamá.
El resto de la familia se empujaban entre ellos, todos querían ver a aquel Adriancito que llegaba de Cuba sin saber nadar.
Boquiabiertos se quedaron todos cuando los miró con sus grandes ojos y dijo señalando con su dedito…. ¿Eso que “eh”?

Y COLORÍN COLORADO, ESTE CUENTO… AÚN NO HA ACABADO
2016/10/04 | By: Amparo

Zurciendo la politica


Hace unos días la Presidenta de Junta de Andalucía como remedio para solucionar el desaguisado montado en el PSOE utilizaba la palabra "coser" había que coser, unir el partido.

Comparar el coser con la política no es desacertado, tiene muchas similitudes.

El coser necesita aprendizaje, y en la medida de quien sea el maestro o la maestra que te enseñe aprenderás mejor o peor y podrás ejercer a mayor o menor nivel

 En política ocurre algo parecido, según el político o la influencia de compañeros que te rodeen  apreciaras unos colores mas que otros, seras militante de uno o otro partido y podrás llegar a ser relevante o no.

El diseño es importante, atrae al cliente,  pero mucho mas importante es el patrón, sin un patrón exacto que case perfectamente las costuras  aunque el diseño sea bonito y sugerente no quedara bien, estará desencajado o torcido y defraudara al cliente que había quedado prendado del diseño y no volverá a comprar

El diseño de partido también es importante, con el se atrae al votante,  pero si después las piezas no encajan y el político o política no cumple en nada lo que  te vendieron en la propaganda y que pagaste con tu voto sin derecho a devolución...perderás el voto.

También es pieza fundamental la materia prima, hoy tejidos que aguantan el paso del tiempo sin deteriorarse y otros que en cuatro lavadas están inservibles.

Ocurre también esta similitud en la política, unos o unas se mantienen fieles y cumple con aquello que prometieron y otros u otras se deterioran y se corrompen.

Para finalizar...no es lo mismo un roto que un descosido.

Un descosido tiene fácil solución, se repara la costura dañada y apenas queda señal...un roto o un desgarro.... se puede apañar, zurcir o poner un parche, pero nunca sera ya la prenda que te vendieron.








2016/10/03 | By: Amparo

CARPE DIEM




"No permitas que la vida te pare a ti sin que la vivas..."
Aveces esa vida que nos gustaría vivir y esos momentos que se nos desaprovechan son causados por aquellos seres dominantes que nos roban el aire que respiramos. Aun asi, el mensaje del poeta es hermoso y vale la pena soñar ya que como bien dice:
"No dejes nunca de  soñar,
porque sólo en sueños puede ser libre el hombre"


                          


Carpe diem  (Walt Whitman)

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras
y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque sólo en sueños puede ser libre el Hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes, huye...
"Emito mis alaridos por los tejados
de este mundo", dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
No traiciones tus creencias,
porque no podemos remar en contra de nosotros mismos:
eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron,
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros:
los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti
sin que la vivas...


2016/09/29 | By: Amparo





Vencer a la derecha, luchar por una sociedad justa y dejarlos en el banquillo de los que ya no mandan es la meta de los de abajo, de los que parece que nunca ganaron. Nunca la victoria estuvo tan cerca, se rozo con las manos y casi se había conseguido...que paso?... se calculo mal el numero de enemigos, se duplicaron, no es una derecha, son dos, se disfrazan y cuando ven que corren peligro se despojan de la piel de cordero y saltan como vampiros sobre la yugular de los ingenuos rojos cuya sangre los alimenta.
¡Atacan mientras se duerme, ni en sueños se debe bajar la guardia!
2016/09/19 | By: Amparo




En mi larga vida laboral he tenido la suerte de acumular un puñado de excelentes compañeras y algún compañero de los que guardo recuerdos y vivencias que han enriquecido mi sentido de la amistad y el compañerismo.

La ultima etapa, los últimos cinco años han sido una etapa dura, los peores de mi larga andadura...hasta que llego ella a la empresa, hicimos piña desde el primer día que se sentó delante  del ordenador, a la maligna bruja que dominaba el lugar no le cayó en gracia y desde el minuto cero sus ojos no dejaron de acecharla. Me acerque, hable con ella y desde entonces permanecimos unidas. hemos reído, hemos llorado, incluso hemos discutido y nos hemos enfadado. Hace tres años que ya no estoy allí, nuestra amistad continua, nos llamamos por teléfono, nos vemos de vez en cuando y nos mandamos mensajes.

Nuria se casa, después de convivir durante tiempo con Isidro han decido formalizar su estado. Me devané los sesos  pensando que podía regalarle, tenia que ser algo sencillo y especial, algo que no tuviese, que no fuese material, al final, ayer le escribí un cuento...



La fábrica de sueños

Había una vez…

Una gran fábrica donde trabajaban mujeres, en ella se producía ilusión, ilusión para los niños y niñas del lugar y mucho más allá.

La principal artífice de que esto fuese posible era Nuria, era el alma de la empresa, poseía el don de crear, se pasaba horas dibujando con sus lápices de colores, dibujaba niños y niñas de diferentes edades y de diferentes países, después los vestía, coloreaba sus ropas de todos los colores del arco iris y alguno más que ella inventaba, les aplicaba lazos, botones con formas divertidas, casi siempre de animales. Nuria sentía un gran amor por los animales, los gatitos le encantaban y dibujaba cientos de ellos de todos los tamaños, formas y colores. Era tal la ilusión y fantasía que aplicaba a su trabajo que aquellas prendas cuando vestían a las niñas y niños adquirían la personalidad de quien las vestía y desprendían un brillo especial que solo ella percibía.

A Nuria le encantaba viajar, recorría el mundo y de cada país traía sedas, encajes y abalorios que después aplicaba a sus diseños, solamente le faltaba un país por visitar,  la China, soñaba y soñaba…., pero nunca llegaba el momento de poder realizar su sueño y por eso a veces se ponía triste y dibujaba vestidos oscuros, pero no por eso dejaban de tener un toque de magia, ya que sobre el negro siempre había algún toque especial.

(Aquí el cuento pasa del pasado al presente, los cuentos también son mágicos y quien los narra puede hacer estas cosas)

No creáis que Nuria esta siempre dibujando y creando ropa. Ella vive en una casa bonita de colores y con un precioso jardín que cuida con esmero. Comparte la casa con dos seres muy especiales, Pepi, una gatita a la que adora y perdona todas las travesuras que hace. Nuria se ríe cuando llega a casa y Pepi ha causado algún estropicio, como romper un plato, - son accidentes que suelen pasar-, dice Nuria.  Una vez Pepi se puso muy malita, el veterinario dijo que era un virus y que era grave… pero, los cuidados, el mimo y las noches que pasó junto a ella lograron curarla.

Un día, cuando volvía del trabajo acurrucadito al borde de la calle vio un gatito pequeño, un coche lo había golpeado y estaba herido, lo llevó a su casa lo limpió, lo alimentó y cuidó, ahora es otro más de la familia.

¿He dicho que comparte la casa con dos seres? Pues no, me he  equivocado. Hay también otra persona, Isidro. Conozco a Isidro a través de Nuria. Ellos se conocen desde siempre, de toda la vida, como se suele decir, viajan, viven, van al cine, salen de compras, ven la tele…. se podría decir que son dos y a la vez uno de tan unidos como están, no creáis que todo es de color de rosa, a veces se enfadan, intentan ni rozarse, pero…la casa no es grande y más tarde o más temprano tropiezan uno contra la otra y caen rodando por el suelo muertos de risa.

¿Y sabéis que?

¡¡Han decido casarse!!

Nuria e Isidro se casan en un precioso lugar, unos jardines donde también reina la fantasía y la magia. Después viajarán a la China y Nuria verá cumplido su sueño.

Después, volverán felices y comerán perdices.

… y colorín colorado… este cuento… aún no ha acabado

Felicidades y besos:
Amparo
2016/09/16 | By: Amparo

Ya estoy de vuelta.

Han sido solamente tres días, tres días de vacaciones en un lugar hermoso



He visto tres espectaculares salidas de sol reflejadas sobre las aguas del mar, no son las únicas que mis ojos han podido vislumbrar, el Mediterráneo, aquí cerca de donde habito también proporciona bellas imágenes, además, se pueden contar por centenas las que mis ojos han visto y que no cansa ver ya que nunca una es idéntica a la otra y cada una te recuerda que vas superando vida.  

He leído, hacía tiempo que no leía y creo que es hora de retomar la costumbre ya que es un placer que no se debe apartar de la dieta diaria. Los besos en el pan, Almudena Grandes cuenta las historias de tal manera que engancha, historias cercanas, reales, del día a día, a veces tristes pero siempre con un amplio grado de  humanidad. Me he sentido Andrómaca.

La costa alicantina está plagada de gentes que viven bien, desahogadamente bien  Pasear de madrugada por el paseo que bordea la bahía te proporciona otra visión, gente joven que  va o viene y no están de paseo, andan medio adormilados, hace escasas horas que termino su turno en la mayoría de las decenas de restaurantes que pueblan la zona con grandes terrazas y ya tienen que retomar otra jornada

Tampoco todo el mundo está acomodado en grandes mansiones apartamentos ni hoteles, en un rincón sobre el acantilado al lado de tres bicicletas lo que deduzco es una familia veranean durmiendo bajo el cielo raso y el sonido de las olas que supongo no resulte tan agradable como sobre el confortable colchón.

Los he observado desde la terraza del hotel donde nos alojábamos, al ser vecinos me los he encontrado en varios lugares. Por la mañana  temprano el mas mayor, hace torpemente tai chi junto a un grupo experimentado de ciudadanos chinos. Mientras leo a Almudena en la playa  se meten en el agua vestidos, así lavan su ropa, después pasan por la ducha y suben a su habitáculo. Ya atardecido se ganan unos euros, sentados en la puerta de un supermercado, ella, toca la guitarra mientras el mas joven canta.

 Ultimo día, desde mi observatorio particular, un hombre y una mujer se paran descaradamente a mirarlos, ella desenfunda su guitarra y toca para ellos, ellos, que más que la música lo que les llamaba la atención es el modo en que viven, dan la vuelta indiferentemente y continúan caminando, ella, deja de tocar, le da la guitarra al más joven y con el dorso de la mano seca las lagrimas.



2016/09/06 | By: Amparo

CLARA (cuento)




Estos días mucha gente retorna de sus vacaciones, las imágenes en las redes sociales parecen una maratón, cuanto más lejos has viajado y mejores fotos has conseguido, más Like’s consigues.

La gente que no viaja, la que no puede hacerlo por cualquier circunstancia, es como si no tuviese historias que contar ni cámara para tomar imágenes, es como si viviesen sin emociones y su vida estuviese vacía. No es cierto, la gente que no viaja o no sale de su reducido entorno a poco que se fije encuentra  imágenes sencillas de la vida cotidiana así como historias que contar.

Había una vez...

Se llamaba Clara, claros eran sus ojos, su cabello también lo era, las canas habían cubierto su cabeza. Todo en ella era claro, su tez, su sonrisa y sobre todo la mirada.

Clara tenía una peculiaridad, una  rareza. Su pelo se hizo blanco a muy temprana edad, a veces lo lucía durante largas temporadas en su color original, otras en cambio sorprendía y sus cabellos aparecían de múltiples colores, un tiempo verde, otro azul, otro amarillo, incluso de varios colores.... el pelirrojo le encantaba. No dañaba su cabello con tanto cambio ya que utilizaba tintes vegetales que ella misma elaboraba con las distintas hierbas que recogía en las montañas cercanas.

Se levantaba temprano, al alba, montaba en su triciclo de colores y se dirigía a un pequeño terreno que sus padres le dejaron en herencia y que cultivaba con cariño, siempre tenía superávit de cosecha y la repartía entre sus vecinos. Pasaba gran parte de su tiempo en aquel huerto, se sentaba a la sombra de un ciruelo y veía discurrir el tiempo, sus claros ojos se fijaban en las aves que volaban en lo alto del cielo e imaginaba que viajaba montada sobre un gran pato que la trasportaba cruzando mares y océanos hasta otros mundos. Su abuelo había estado en Cuba y le contó tan fantásticas historias de la isla que su único deseo era poder verla antes de morir.

Volvía a casa al medio día, descargaba del cesto del triciclo las verduras con las que se sustentaba, nunca comía carne, solamente lo que la tierra le proporcionaba, eso sí, tomaba leche, al atardecer y después de que los últimos rayos de sol se ocultasen tras el cerro se preparaba un buen tazón de leche de cabra con galletas, un pastor vecino se la llevaba diariamente recién ordeñada.

Las chicas y chicos del lugar solían ir a verla algunas tardes a la salida de la escuela, Clara les hacia tostadas con mermelada de ciruela para que merendasen y sentados en el suelo le pedían que les contase historias, entonces ella se aposentaba en su mecedora, reposaba la espalda, cerraba los ojos, suspiraba y dejaba volar su  imaginación.

A veces les contaba historias de Cuba, aquello que le contó su abuelo, describía a la perfección las calles de la Habana, el Malecón, o la majestuosa zona forestal que cubría parte de la isla donde habitaban múltiples animales. Ponía ritmo agarrando unas maracas que su abuelo le trajo como recuerdo y se marcaba unos pasos de Mambo, Chachachá o Rumba.

Las gentes del lugar no tenían constancia de que alguna vez hubiese estado enamorada, nunca se la vio pasear de la mano de ningún mozo. Un día una avioneta surcó los cielos y hubo de hacer un aterrizaje forzoso en las inmediaciones del pueblo, justo en el campo de Clara. No podéis imaginar el enfado, nunca nadie la había visto maldecir ni levantar la voz, que un desconocido caído del cielo estropease sus hortalizas la superó. Pero como después de la tormenta viene la calma y el hombre se comprometió a reparar el mal ayudándola, se calmó.

Durante los días siguientes se les vio juntos a todas horas, a Clara se la veía mucho más feliz que de costumbre, todos pensaron que algo estaba ocurriendo entre ellos, ¿se habría enamorado?. Los chicos y chicas son los que más notaron su cambio, ya no había espacio para ellos, se acabaron las meriendas y las historias de Cuba.

Siete días más tarde, al amanecer, se escuchó el despegar de la avioneta y vieron como sobrevolaba el pueblo por tres veces. En el asiento posterior al piloto se divisaba una silueta con cabellos de color violeta que agitaba la mano en señal de despedida.

Más tarde, ya recuperados de la sorpresa que los había dejado paralizados se dirigieron todos hacia su casa, la puerta estaba abierta y sobre la mesa, debajo de las maracas, un papel con un mensaje de despedida.


El amor llovió del cielo,
viajo a lomo del gran pato
hacia el paraíso de mis sueños,
os llevaré siempre conmigo,
cuidad de mi huerto y de mi casa.

Abrazos para todos, Clara
2016/09/04 | By: Amparo

Septiembre



Septiembre.




                                                               





  Primeros rayos de sol y primeras huellas en la arena


Cuando el calor aprieta, en julio y agosto, las playas se llenan de gentes, gentes que llegan para disfrutar el verano y paliar el calor en las tranquilas aguas del Mediterráneo

 A partir de Septiembre y antes del verano  es cuando levantarse temprano ofrece un remanso de paz,    sientes en los pies el frescor de la tierra húmeda a la vez que el agua te salpica, son momentos de paz, libertad y momentos para pensar.




2016/08/29 | By: Amparo

SOÑAR

“Tenemos que vivir el sueño, no solamente soñar”

Esta es la frase que me apareció al realizar un test sobre mi filosofía de vida.

Pensando en el tema este de vivir los sueños me viene a la mente tres personajes que eran muy conocidos en la ciudad de Teruel, los mayores decían de ellos que eran tontos y la chiquillería se mofaba de ellos.

Donato, Minino y Colas tenían un sueño, alcanzar la luna,  ¿el momento idóneo?  cuando estaba llena. Allá que iban con una escalera larga que trasportaban entre los tres emprendiendo camino hacia el pueblo de San Blas, decían que era el lugar idóneo para alcanzarla y meterla en un saco.

Al día siguiente, o al otro, cuando se  preguntaba si la alcanzaron respondían que no,qoe no habia había podido ser, que se nublo y se oculto tras las nubes. 

Una vez tras otra  no cejaban en su empeño y siempre encontraban justificación para no traerla en el saco.

Hoy no pienso en ellos con aquella burla inocente de aquel tiempo, hoy pienso en ellos con el respeto que merecen las personas que persiguen un sueño, lo viven y lo trasmiten.



Donato, Minino Y Colas tenían un sueño y lo vivieron. 
2016/08/27 | By: Amparo

Imágenes que valen mas que mil palabras


Ayer, un amigo que ha estado estos días por Bosnia ponía esta imagen en su Facebook, le pregunte qué significaba y me respondió;



Es la marca que deja una bomba. La pintan de rojo y son conocidas como “La Rosa de Sarajevo" 







Esta segunda imagen ha aparecido en Dinamarca en homenaje a los refugiados, no sé quién es el autor pero sin duda una gran persona sensible al drama.
2016/08/26 | By: Amparo

Pensamientos




"Quería escribir sobre todo, sobre la vida que tenemos y las vidas que hubiéramos podido tener. Quería escribir sobre todas las formas posibles de morir." (Virginia Woolf)
2016/08/25 | By: Amparo

Hoy toca politica





Desde muy pequeña mi vida estuvo ligada a la política,bueno, en realidad todos estamos amarrados a ella desde que nacemos, pero muchas personas piensan que la política no va con ellas.

Recuerdo siendo  niña ver a mi padre medio escondido y con la radio pegada a la oreja escuchando cosas que quizás en aquel momento no entendía pero que no tarde en comprender que aquello estaba prohibido y que mi padre era de los que pertenencia a aquellos que  en la escuela nos decían que eran  habían perdido la guerra, los "rojos", los malos, los que quemaron iglesias, saquearon y mataron a muchos de los buenos. Mi padre no es así, esta mujer miente, pensaba yo, y me hice del bando de los que perdieron aquella batalla, de los nadie

Años mas tarde, mis hermanos tomaron el camino de la lucha clandestina contra el régimen y en las sobremesas de las comidas de los fines de semana el tema de conversación siempre era político mi padre, de tendencias anarquistas, discrepaba en algunos temas con ellos y les aconsejaba tuviesen cuidado, mi madre que había vivido la guerra con sus consecuencias mas trágicas sufría en silencio ante el miedo de que los pudiesen detener.

Mas o menos este fue mi aprendizaje, nunca milite en ningún partido político, pero si adquirí  conciencia. Recuerdo la primera manifestación clandestina a la que acudí con mi hermano, tenia 18 o 19 años. después vinieron muchas mas ademas de huelgas, cárcel y momentos difíciles...

Aquella dictadura  nos marco a muchos y muchas de mi generación, fue un fraude, un periodo de tiempo que supuso un gran retraso en los avances de la sociedad, un tiempo en que se obligo a callar y olvidar.

Con la llegada de la democracia, esa que el dictador dejo tan bien atada, fuimos muchos los que pese a las dudas que nos suscitaba nos ilusionamos y participamos del juego de hacer política.votar era sagrado, había que cambiar el país y periodo tras periodo electoral muchos y muchas nos dejábamos la piel en el intento.

Ha día de hoy nos encontramos en un punto muerto, un gobierno en funciones que no funciona y unas izquierdas que aun andan buscando el milagro de un cambio que llueva del cielo.

Rajoy es la lista mas votada, dicen los listos de la derecha y también algunos que son algo menos de derechas, y es cierto, ha obtenido mas votos, pero, he aquí mi reflexión:

Se supone, que el juego ha de ser limpio, aunque no es justo, ya que la ley electoral no lo es, y si se supone que  ha de ser limpio aunque no sea justo hacer trampas para obtener votos no es ni limpio ni justo.

El Partido Popular ha hecho trampa, esta siendo investigado y esta probado que se ha financiado con dineros que no son legales, robados aprovechando  que tenían la llave de las arcas que guardan el dinero de los ciudadanos, con lo cual es un partido ilegal ya que consigue sus votos falsamente y por lo tanto su sitio no es el de gobernar, su sitio esta en la trena y las siglas en la basura,  cualquier partido que le le apoye aunque sea por omisión se convierte en cómplice de lo que ocurra

Están jugando con los ciudadanos y ciudadanas, nos están amordazando con el fantasma del miedo, es la bandera que mejor saben esgrimir, la de calladitos nenes que viene el coco.

El partido naranja ha enarbolado la bandera de salvapatrias y saca pecho para que siga gobernando el PP, el defensor de las causas justas anda enredado entre la palabra "corrupción" intentado edulcorarla para que a su socio no le amargue

Si esta fanfarria,termina en aplausos hacia la derecha  una vez mas nos habremos dejado vencer, esta vez sin presentar batalla, cobardemente, las consecuencias de que siga gobernando el partido de la corrupción no nos saldrá gratis, nos pasará  factura por medio de mas recortes y mas austeridad que como siempre recaerá sobre las espaldas de los mas desfavorecidos.


Continuara...















2016/08/23 | By: Amparo

Cuento




Entre realidad y ficción. Se me planteó escribir un cuento sobre el miedo y pensé que lo que mas terror puede causar hoy en día a una niña o un niño es la.... GUERRA.





 LA PUERTA NEGRA



El miedo anda  agazapado tras una puerta negra que por las noches se abre y deja escapar monstruos que asustan a los niños y las niñas.



Martina nació en otra época, era un tiempo en que las noches eran siempre oscuras, cuando los últimos rayos de sol se ocultaban tras la loma su madre salía a la puerta de la casa y a gritos la llamaba para que dejase el juego y acudiese rauda, ella siempre se hacía la remolona y esperaba el segundo o tercer aviso en el que ya tenía que salir pitando sino quería recibir una regañina.

El padre lee el periódico bajo los últimos tenues halos de luz, sobre la mesa un vaso de vino y un platillo de olivas negras que siempre toma después de llegar del trabajo y asearse en el agua del palanganero que se encuentra en un rincón de la cocina, la misma agua en la que Martina se lava las manos antes de la cena al mandato de la madre,  después  se sienta  mimosa en las piernas del padre que la colma de mimos y carantoñas.

La madre es una mujer hermosa, grandes ojos, tez morena y pelo largo, sus pequeñas manos de largos dedos han perdido la suavidad que quizás tuvo en otro tiempo, ahora reflejan la huella del tiempo que las ha sometido a la tarea de lavandera en una de las mejores casas de la ciudad. La vida le arrebató a su primer amor y aunque nunca cuenta  lo que supuso este hecho en el fondo de sus ojos se aprecia un pequeño síntoma de tristeza, tristeza que desaparece al contemplar los juegos entre padre e hij
-         
Martina, deja a tu padre que viene cansado de trabajar, pon la mesa que vamos a cenar –
-        
Déjala mujer, ¿no ves que es el momento que mas disfruto del día? Sus risas me hacen olvidar la dura jornada-

Martina es una niña feliz, no le importa llevar siempre el mismo vestido ni que sus zapatos estén viejos. Su madre siempre se acuesta la última, lava el vestido y la muda para a la mañana siguiente levantarse la primera a planchar la ropa y limpiar los zapatos para que Martina luzca limpia como una patena.
Podría asegurar  que a pesar de la pobreza que rodea su vida es una niña feliz,  se siente querida, solamente una cosa ensombrece su dicha, aquella puerta negra que siempre permanece cerrada le aterra, le aterra  el momento en el que su madre le dice:

-         Venga  hija, vete a la cama que a la mañana no hay quien te levante-

-         Solo un poco más madre y ya me voy-

Finalmente no le queda más remedio que hacer caso a su madre y enfilar hacia la única puerta que conduce a la habitación en la que se encuentra su cama un poco alejada de la de sus padres, es un cuarto amplio, en unas de las paredes una hendidura en la pared con estantes de madera simula un armario donde perfectamente ordenada está colocada la escasa dote de la madre, una ventana en otra de las paredes, dos baúles y una silla componen  la estancia. La cama de Martina se encuentra en un rincón  y casi a sus pies aquella tenebrosa puerta negra que siempre permanece cerrada.

Martina cierra los ojos fuertemente intentando dormirse, la tenue luz que le llega de la cocina y el susurro de las voces de sus padres  atenúa su miedo. Es más tarde, cuando el sueño ya la ha vencido y  el silencio de la noche solo se ve truncado por la respiración del padre que Martina se estremece entre las sabanas al escuchar el chirriar de la puerta al abrirse y sentir que  los fantasmas salen y bailan  suspendidos en el aire alrededor  de su cama, después la alzan por los brazos llevándola con ellos  para mostrarle lo que esconde  aquella puerta negra.

La puerta es el acceso a una cueva, los fantasmas depositan a Martina en el suelo y la dejan sola, ella avanza por aquel lugar oscuro y tenebroso,  a pesar del pánico que la invade, camina,  en su recorrido encuentra  personas deformes, muertos vivientes que le tienden la mano demandando  ayuda, a veces es una niña como ella cubierta de heridas, otras un soldado con casco sobre una cabeza de calavera que le pide que se siente a su lado,  una mujer con un niño en brazos que solloza, otras veces el miedo va más lejos y traspasa los límites de la cueva hasta colocarla en el exterior donde el estruendo de una batalla la sorprende y no puede encontrar refugio, la gente corre despavorida, desde el cielo cae una  lluvia maligna  que  estalla al rozar la tierra sembrando un huerto de cadáveres, Martina continua caminando  por encima de cuerpos maltrechos que se aferran a sus piernas  en un intento vano de salvarse de la masacre, del horror, del miedo y de la muerte. Mira por todos lados buscando su casa, el paisaje es desolador,  solamente ve escombros y fuego, quiere gritar, llamar  a su madre para que la ayude.  Su garganta se niega a emitir sonido alguno y no la encuentra por ninguna parte.

Quiere regresar a su casa,  el camino se ha borrado, solo hay restos de viviendas humeantes a su alrededor, ya no ve gente, todos han desaparecido, en la lejanía un perro aúlla lastimosamente.

Agotada y muerta de miedo se sienta sobre unos escombros, esconde el rostro entre sus manos y en silencio solloza.

Una mano se posa en su hombro:

-         Martina, cariño, despierta-

Martina despierta sobresaltada, su madre está a su lado, le besa la frente y la anima para que despierte y olvide la pesadilla que ella bien sabe que sufre, son recuerdos que difícilmente podrá olvidar.

Aquella puerta simboliza para Martina el miedo, el miedo atroz que producen las guerras en las que los niños y niñas son víctimas inocentes que pagan un alto precio sin merecerlo.


Sobre la mesa de la cocina le espera un gran tazón de leche y galletas, la ropa lista en el respaldo de una silla y la palangana al lado para que se asee. 

Después tomará el camino de la escuela donde olvidara el miedo y aquella puerta negra.
2016/08/22 | By: Amparo

ANIVERSARIO





Ayer se cumplieron 45 años de vida en común, hacer balance de mas de media vida no es fácil, en general y visto desde fuera damos un aprobado, a nivel individual y desde mi punto de vista no llegamos al suficiente.

 Intento buscar en que momento se rompió el amor para dar paso a compartir la vida pausadamente, sin roces ni voces, sin esperas ni penas, no logro recordar si alguna vez existió el amor o solo fue afecto, por mas que estrujo mi mente y busco recuerdos, no los encuentro.

Nos abandono el amor y se murió el deseo, los días son lentos y sosos,

( A pesar de estas "leseras" matutinas permaneceremos juntos hasta el final de nuestros días y nos cuidaremos mutuamente)
2016/08/21 | By: Amparo







A veces se rescatan cosas que han permanecido en el fondo de algún cajón durante tiempo, Toni se ha tropezado hoy con esta foto y nos la ha compartido. Eramos un equipo, hicimos la revolución entre risas y buenos momentos, fuimos buenas camaradas en el combate y conseguimos algunas gloriosas victorias...Pero...siempre existe algún pero, y alguien cae.

Era la mejor de todas nosotras, mantenía el equilibrio del grupo, la vida no quiso darle una segunda oportunidad y se marcho sin hacer ruido, a paso lento.
2016/08/20 | By: Amparo
Suena el teléfono



 -  Diga -

-  Quien eres?

-  Como que quien soy, quien es usted?  -

-  Soy la Domi, eres Amparo?  -

-  Si soy Amparo, dime  -

-  La madre o la hija?  -

-  No tengo ninguna hija que se llame Amparo -

-  Ah vale, pero ya sabes quien soy, no? -

-  Pues no, no se quien eres -

-  La Domi, la hija de la Dominga que era vecina de la casa de tus padres -

-  Si, ya se  -

-  Mira te llamo para pedirte que le digas a tu hija que no nos quiten el baile, que el señor Manolo  es muy bueno, que solo nos cobra un euro por hacernos baile y nos da agua -

-  No se de que me estas hablando -

-  Si mujer, del baile del poli, que lo pasamos muy bien y el hombre nos pone una música muy chula, y solo por un euro pasamos una buena tarde los domingos, dile que no lo quite -

-  Y quien ha dicho que lo va a quitar ella, por explicárselo bien. -

-  Se comenta, tu ya sabes que hay gente mala, pero la mayoría la hemos votado y no nos lo puede quitar -

-   Yo no te puedo ayudar, ni siquiera se de que va el tema, id y hablar lo con ella -

-  Mujer, era por no molestarla, si tu se lo dices te hará caso, para eso eres su madre -

-  Mira, habla con ella, no esta dentro de mis competencias de madre lo que me pides -

-  Y tu crees que me atenderá y no nos quitara el baile?  mira que si nos lo quita mucha gente ya no la votara, yo si, que se que es mu buena, que mi Amparo fue con ella a la escuela y dice que es muy lista, la mas lista que había,  y dile también que a veces la ve pero le da reparo saludarla, igual es que ya no la reconoce, no crees? -

-  Os atenderá, y solucionara el problema, si es que hay algún problema, y a tu hija le dices que la salude -

-  Vale, se que soy un poco pesa, pero es que ese baile nos da vida, te llamare otro día para contarte como va -

-  Muy bien, adiós  -

-  Adiós Isabel -







.