2009/06/26 | By: Amparo

Rosas en el mar




A veces aun me sorprende la intolerancia y la falta de respeto hacia las personas.

2009/06/20 | By: Amparo

Talan 200 ´baladres´ en Picanya



Para acceder a la V30 y llegar al lugar de trabajo paso por Picaya, municipio que ha sabido mantener un buen equilibrio habitable, cuando franqueas su entrada después de dejar Paiporta a la espalda descubres que la sensibilidad y el cariño a la naturaleza aun existen, es como salir del desierto para internarte en un pequeño paraíso.




Estos días los baladres están en pleno apogeo, ¿no les haces una foto? Me pregunto Miguel el otro día, no, ¿para que? Si es una imagen que la tenemos viva, fue mi respuesta.











(Estas las tome el año pasao)







Los grandes setos de flores abren un abanico a ambos lados de la carretera entre el amarillo de
las acacias, es un pequeño trayecto en el que recibes los primeros rayos de sol y el encanto de la diversidad de la naturaleza.











El lunes el camino será diferente, solo quedaran los muñones que han dejado las desaprensivas manos de aquellos a los que solo les importan los trajes de
etiqueta, las obras de hormigón y las fotos de portada.





(Talan 200 ´baladres´ en Picanya )
2009/06/18 | By: Amparo

POR PONER ALGO


Hace un año dejaba una entrada con el titulo “Por poner algo” y es que me ocurre que a veces me quedo sin palabras y sin motivos, o quizás lo que ocurre, como solía decirme mi madre…. tengo arrancadas de caballo y parada de burro.

…y buscando en la Web una imagen de un burro he tropezado con Ivan que con fecha del 17 de junio del año pasado también se le ocurrió el brillante titulo, espero no le moleste que me apropie de su dibujo.



2009/06/07 | By: Amparo

Juan no votó



Juan saco el llavero de su bolsillo selecciono la pequeña llave que abría el buzón del correo, estaba lleno de propaganda electoral, una vez vació y con el puñado de cartas en la mano cerro y pausadamente se dirigió al ascensor. Pulso el botón del cuarto y ensimismado fue mirando como la cabina ascendía, 1º, 2º, 3º y 4º, Después de traspasar la puerta de su casa dejo las llaves y los sobres encima del mueble que había en la entrada y se dirigió a la cocina, saco una cerveza de la nevera y se sentó en uno de los taburetes, destapo el bote y bebió un largo trago.

Encendió la pequeña televisión que había en un soporte en la pared, estaban dando las noticias.

Un avión ha desaparecido en el océano y nadie sabe las causas ni se encuentran vestigios del aparato a pesar de los intensos rastreos. El PP y el PSOE se la juegan en Europa, continuaba hablando el locutor de las noticias añadiendo que la vida que tienen que soportar los Eurodiputados al tener que desplazarse a Bruselas, Luxemburgo o Estrasburgo es demasiado dura a pesar de que disponen de un sueldo de unos 7.665 euros mensuales cobran dietas para gastos generales y para viajes y tienen a su disposición 17.540 euros mensuales para costear la ayuda de colaboradores personales.


Una de las candidatas del PSOE, eligió en 2004 Bruselas para alojarse y después de pasar unos días en un hotel tuvo claro que no quería vivir así toda la legislatura, por lo que alquiló un pequeño y céntrico apartamento donde poder descansar al final de las jornadas de trabajo. Jornadas, confiesa, que llegan a durar once o doce horas, por lo que no le quedan muchas ganas para salir y prefiere regresar a su apartamento para "tomar una sopita y leer".

Juan tiene la vista perdida en un punto indefinido de los azulejos de la estancia, su mente no esta ausente, se hace unas últimas reflexiones sobre a donde dirigir su voto.

Las palabras de los políticos intentando atraer el voto le suenan como a traje de boda que una vez usado para el acontecimiento ya no lo vuelves a usar.

La fatigas de estos pobres obreros de Parlamento le parecen una burla hacia los miles y miles de parados o desamparados que viven en la mas absoluta miseria.

Europa esta muy lejos, demasiado lejos para seguir la ruta de trabajo de los elegidos, demasiado difícil saber si las promesas pregonadas llegaran al final del camino.

Juan concluye su reflexión mientras piensa en aquellas palabras que Alfons Cervera escribio en la prensa

A veces la mejor palabra es el silencio. Descubrir que la democracia no se construye con palabras enfáticas ni cada cuatro o cinco años sino con la callada salmodia del curro permanente. Saber en un domingo como éste que Europa no debería estar tan lejos como en realidad la sentimos. Desconfiar de quienes destrozan el sentido de las palabras nobles porque sólo las usan para salvarse ellos de sus propias mentiras. Doblar la esquina de la calle libertad y poder andar con la cabeza bien alta el camino que resta hasta llegar a casa. O a Europa. Que ustedes, si votan, voten bien. Y sobre todo con amor, con mucho amor. Con mucho...


.
2009/06/06 | By: Amparo

FIN DE CURSO



Los estudiantes andan de exámenes estos días, algunos superaran con éxito todo aquello que se propusieron, otros esperaran a septiembre para recuperar alguna asignatura y los menos saldrán defraudados.

Hay casos que son excepcionales, os contaba hace un tiempo que me había matriculado en la Universidad y el martes se dio por finalizado el primer curso con un jubiloso resultado, todos superamos la prueba.
Ha sido una buena experiencia, me he sentido grande dentro de un grupo de personas cultas.

También he participado en un concurso literario llamado “La rosa de paper”, a pesar de no obtener premio ha sido gratificante comprobar la gran aportación y el alto nivel de los escritores y poetas que forman un gran abanico entre los 16 y 88 años de edad.



CANÇÓ DE LA ROSA DE PAPER (Vicent Andrés Estellés)

Ella tenia una rosa,
una rosa de paper,
d’un paper vell de diari,
d’un diari groc del temps.

Ella volia una rosa,
i un dia se la va fer.
Ella tenia una rosa,
una rosa de paper.

Passaren hivern i estiu,
la primavera també,
també passà la tardor,
dies de pluja i de vent.

I ella tenia la rosa,
una rosa de paper.
Va morir qualsevol dia
i l’enterraren després.

Però al carrer on vivia,
però en el poble on visqué,
les mans del poble es passaven
una rosa de paper.

I circulava la rosa,
però molt secretament.
I de mà en mà s’hi passaven
una rosa de paper.

El poble creia altra volta
i ningú no va saber
què tenia aquella rosa,
una rosa de paper.

Fins que un dia d’aquells dies
va manar l’ajuntament
que fos cremada la rosa,
perquè allò no estava bé.

Varen regirar les cases:
la rosa no aparegué.
Va haver interrogatoris;
ningú no en sabia res.

Però, com una consigna,
circula secretament
de mà en mà, per tot el poble,
una rosa de paper.