2009/06/06 | By: Amparo

FIN DE CURSO



Los estudiantes andan de exámenes estos días, algunos superaran con éxito todo aquello que se propusieron, otros esperaran a septiembre para recuperar alguna asignatura y los menos saldrán defraudados.

Hay casos que son excepcionales, os contaba hace un tiempo que me había matriculado en la Universidad y el martes se dio por finalizado el primer curso con un jubiloso resultado, todos superamos la prueba.
Ha sido una buena experiencia, me he sentido grande dentro de un grupo de personas cultas.

También he participado en un concurso literario llamado “La rosa de paper”, a pesar de no obtener premio ha sido gratificante comprobar la gran aportación y el alto nivel de los escritores y poetas que forman un gran abanico entre los 16 y 88 años de edad.



CANÇÓ DE LA ROSA DE PAPER (Vicent Andrés Estellés)

Ella tenia una rosa,
una rosa de paper,
d’un paper vell de diari,
d’un diari groc del temps.

Ella volia una rosa,
i un dia se la va fer.
Ella tenia una rosa,
una rosa de paper.

Passaren hivern i estiu,
la primavera també,
també passà la tardor,
dies de pluja i de vent.

I ella tenia la rosa,
una rosa de paper.
Va morir qualsevol dia
i l’enterraren després.

Però al carrer on vivia,
però en el poble on visqué,
les mans del poble es passaven
una rosa de paper.

I circulava la rosa,
però molt secretament.
I de mà en mà s’hi passaven
una rosa de paper.

El poble creia altra volta
i ningú no va saber
què tenia aquella rosa,
una rosa de paper.

Fins que un dia d’aquells dies
va manar l’ajuntament
que fos cremada la rosa,
perquè allò no estava bé.

Varen regirar les cases:
la rosa no aparegué.
Va haver interrogatoris;
ningú no en sabia res.

Però, com una consigna,
circula secretament
de mà en mà, per tot el poble,
una rosa de paper.

3 comentarios:

Isabel Martín dijo...

Tuve el placer de estar en el acto de entrega de los premios.
3 chicas y un chico tocaban violines, viola y violonchelo.
La música sonaba también de las bocas de 3 escritores jóvenes. Leyeron poemas de finalistas, también jóvenes del año anterior. Alguno de ellos mismos.

Fue gratificante ver que hay chavales tan preparados y sobre todo implicados.

Por cierto.... os paso la rosa.... que no la encuentren esos que la quieren quemar.

mia dijo...

Para mi,lo más gratificante

es tener amigas como tú

que me colman de paz y luz!

besos

ybris dijo...

Me alegro tanto por tu éxito como por tu entusiasmo.
Aprender es como pasarse de mano en mano una rosa de papel que nadie podrá arrebatarnos ya nunca.

Un abrazo enorme.