2007/08/14 | By: Amparo

Vacaciones



De los lejanos años en los que fui a la escuela en mi querido Teruel recuerdo hoy con el titulo de “vacaciones” una redacción que la maestra encomendó hacer para aquellas que habían estado en las colonias.

Las mujeres de la sección femenina de la falange vinieron a la clase y después de contarnos las maravillas de estos campamentos nos invitaron a ir, teníamos que decírselo a nuestros padres, apuntarnos y después de unos cursillos partiríamos unos días hacia Asturias donde gracias a la generosidad del régimen podríamos disfrutar de las maravillas de la naturaleza de esta tierra.

Cuando llegue a mi casa y le conté a mi madre toda ilusionada lo que aquellas mujeres nos habían dicho vi en su cara que su entusiasmo no era el mió, trato de convencerme con razonamientos que yo no entendía…. a pesar de mi enfado… no fui a Asturias.

Escuche con atención todas las anécdotas, canciones y experiencias de mis compañeras y redacte mis vivencias en aquel campamento, deje mi redacción en la mesa de la maestra junto con las de mis compañeras y espere un poco asustada a ver que pasaba, cundo se puso a corregir se levanto de la mesa vino hacia mi y me dijo…ven conmigo…hay recuerdos que se quedan grabados a fuego en la memoria, estaba muy asustada, pensaba en el castigo….me coloco delante de la pizarra, me entrego el papel y con una sonrisa dijo…Amparo os va leer su redacción, quiero que todas prestéis atención a sus palabras, es sin duda la que mas ha disfrutado del viaje.

Mientras leía veía las imágenes, años mas tarde cuando pise realmente estas tierras sentí que ya había estado allí.


Violeta es una amiga que vive en la ciudad de Buenos Aires, nos conocimos por Internet en una página de comentarios políticos, es profesora de arte y tiene una gran casa donde acoge a estudiantes de otros países, una especie de fonda con calor familiar. Le conté mi gran admiración por los países de Hispanoamérica y lo mucho que deseaba conocer su tierra. Hablamos muchas veces del compromiso de visitarnos mutuamente, ella vendrá muy pronto y yo he viajado hasta allí.

Cuando el avión sobrevoló la ciudad me sentí conmovida ante tanta grandeza, Violeta me esperaba en la salida de pasajeros y después de los besos, las miradas y las risas me encamino a su casa. Ella vive en el centro de la ciudad, en la comuna que denominan Caballito,

Os dejo la redacción fotográfica de mis vacaciones de este año.







3 comentarios:

rizossa dijo...

ha sido un viaje merecido. una pena no haber podido acompañarte...

regálanos algún relato con alguna pequeña anécdota.

espero ansiosa!

ybris dijo...

Deliciosas vacaciones las tuyas.
Y tan bien ilustradas.
Me ha gustado el recuerdo de tu redacción sobre una Asturias imaginada por los ojos de las demás.
¡Tiempos aquellos!

Muchos besos

Bichito de luz dijo...

Genial amiga tanto el relato escrito de esas vacaciones no vividas en directo sino a través de tus compañeras, como el relato gráfico en el slide, linda experiencia de las amistades que surgen a traves de la distancia.


Abrazos