2006/10/12 | By: Amparo

Efemérides - 12 de octubre

El 12 de octubre constituye una fecha con distintos significados.

La civilización occidental la incorporó como día de celebraciones en todo el continente hispano, llamándola “Día de la Raza”. A la luz de la historia, simboliza la institucionalización de una cultura dominante, sobre las culturas oprimidas.

El descubrimiento de América permitió que Europa hallara un nuevo mapa cultural. Pudo percibir la riqueza pluriétnica, los avances, el ingenio, la ciencia y el arte de los aborígenes. Sin embargo, muestra la barbarie y el atropello.

El genocidio de los pueblos originarios representa el mayor crimen cometido por el hombre en nombre de la civilización.

60 millones de indígenas americanos exterminados

Entre las comunidades originarias se destacaron las incas, mayas y aztecas. También los guaraníes desde el sur del continente.

El imperialismo colonizador hizo que los mapuches debieran cruzar los andes, y se mezclaran con araucanos y tehuelches. Los pampas, diaguitas, onas y comechingones, entre otros, se bifurcaron por los senderos de la Argentina actual.

Por el norte, wichís, tobas y mocovís se instalaron en los montes, hoy codiciados por productores y multinacionales depredadores de recursos.

En España, el decreto que estableció el 12 de octubre como “Día de la Raza” y lo declaró “Fiesta Nacional” globalizó el sometimiento, al lograr la adhesión de casi todas los estados americanos, incluyendo Estados Unidos.

Más tarde el dictador Franco, por decreto del 9 de enero de 1958, decidió declarar la fecha del 12 de octubre como “Día de la Hispanidad”

Un estudio del MIT (Massachussets Institute of Tecnologhy) confirma que 3 mil de las 6 mil lenguas ya no se transmiten y al ser culturas no escritas, perderán parte central de sus conocimientos.

Sólo 300 lenguas tienen el futuro asegurado.

El derecho a la libre determinación de los pueblos y la soberanía debe existir para todas las culturas y naciones



y cuando se acaben los hombres se levantaran las piedras
jose marti

4 comentarios:

María Manuela dijo...

Nos regalaron café, cacao, patatas, azúcar, tabaco...nosotros a cambio les robamos su alma.

rizossa dijo...

yo hoy me uno a nuestros hermanos venezolanos y celebro el 'día de la resistencia indígena'

Anónimo dijo...

• A ver si no me censuráis ahora , decía que …

…Todo se lo tragaban, con religiones, pirámides, tribus, idolatrías iguales a las que ellos traían en sus grandes bolsas... Por donde pasaban quedaba arrasada la tierra... Pero a los bárbaros se les caían de las botas, de las barbas, de los yelmos, de las herraduras, como piedrecillas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes... el idioma. Salimos perdiendo... Salimos ganando... Se llevaron el oro y nos dejaron el oro... Se lo llevaron todo y nos dejaron todo... Nos dejaron las palabras. “

(Y las papas fritas) con el perdón de don Pablo, ese idioma tan basto bello y hermoso plagado de palabras para definir algo, del que tanto renegaba Georgi ( Borges)

Ese otro mundo que bien describe De Benedetti …

Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirenas
sus cielos de neón
sus ventanas navideñas
su culto a dios padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el norte es el que ordena

Pero tal vez no es más que el espejo donde queremos vernos reflejados, quizás seamos más crueles que Repsol Y.P.F inclusive. O que diría León Felipe:

Que fuera de España si la América fuese como España y la España como América…

Un Beso Llollega desde esta región del Sur de el porteño vil y cruel.

María Manuela dijo...

Amigo porteño anónimo...es inútil lamentar las cosas ocurridas, igualmente pensar que sería de nosotros-vosotros sin aquella interelación forzosa. Yo lamento ambas cosas. Dicen que alguien hubiera llegado tarde o temprano, que podría haber sido peor (véase EE.UU). No sé, realmente qué pensar, sólo que en las conquistas se pierde el respeto, se roba, se mata el cuerpo y el espíritu de los pueblos y cada pueblo tenía sus propias palabras que ahora serían hermosas, da igual fueran en aymara, guaraní, kaqchikel, quechua, mapuche...siempre habría traductores.