2008/07/26 | By: Amparo

SENCILLEZ

Llevo días pensando en que escribir o que contar de mi humilde vida. Las entradas en mis estadísticas han aumentado considerablemente (aunque no se reflejen en los comentarios), después del post, SILENCIO ROTO (así como un enlace puesto en una página de la que no quiero hacer publicidad) han conseguido que me sienta un poco cohibida.... a la vez, alagada.

Cada cual debe mostrarse como es, de nada sirve intentar aparentar lo que no eres por que mas tarde o mas pronto quedan al descubierto tus debilidades o tus virtudes.

Una vez mas…. son valores que aprendí de mi padre, lo que soy, lo que pienso, lo que siento y lo que trasmito es lo que aprendí en la paz o en las disputas familiares de mi casa, en la sencillez de la gente que vive pensando en que este mundo no es solo de los poderosos, que los sumisos también tienen ideas aunque no se escuchen en los grandes salones ni se tengan en cuanta en los padrones.

No se como terminar, me faltan palabras, me falta el aliento y aunque no venga a cuento os dejo esto…



Poema Sencillos Deseos de Gioconda Belli

Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
y quisiera besos en la espalda
acurrucos
que me dijeras las mas grandes verdades
o las mas grandes mentiras
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer mas linda del mundo
que me querés mucho
cosas así
tan sencillas
tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero como una gran ola de ternura
deshaciéndome
un ruido de caracol
un cardumen de peces en la boca
algo de eso
frágil y desnudo
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la
mañana
o simplemente una semilla, un árbol
un poco de hierba
una caricia que me haga olvidar
el paso del tiempo
la guerra
los peligros de la muerte

10 comentarios:

mia dijo...

Me dejas tan conmovida Amparo!

Siempre,no es de hoy,pero este post...

Aquí o así nos sentimos tantas veces!

Todo lo tuyo tiene el valor del agua,

valor enorme en la diáfana claridad

del agua,si,eres clara y muy necesaria

Entrar a tu casa,leerte,sentirte,

tiene necesidad imperiosa de continuidad...

Tú eres luminosa en toda tu sencillez

y a ti se acude a soñar y beber

mucha,pero mucha verdad!

Que escojas a Belli para matizar

con tu claridad del agua

te complementa,amiga exquisita!

♥♥♥besos♥♥♥

ybris dijo...

Nos sobran los ampulosos, los retorcidos, los complicados y los orgullosos.
La sencillez es un tesoro.
Ese es tu tesoro, Amparo.
Disfrútalo y exponlo.
Muchos venimos aquí a disfrutarlo.

Besos sencillos.

Miguelo dijo...

te doy una idea. podias escribir contandonos a que jugabas cuando eras una niña.

¿que te parece?

besoss

Sasian dijo...

supongo que te refieres a humilde de modesta, pues modestia te sobra...podías desprenderte de una poca. Nobleza, es posible que la de sangre azul no tengas, pero de la otra también andas bien cubierta.
Líate la manta al cuello, la botella de pacharán y sigue hablandonos de esa vida que nos gusta recordar contigo y sla de la sombra de ella para que ella sea tu sombra.
Ah!, y sumisa nada...

El poema bellísimo

Mr Bonkei dijo...

Una vez más me has sorprendido y conmovido,amiga . Primero por el poema que has escogido y luego porque eres una de las poca personas en la Web que posee la sencillez de los grandes , y la ternura de los pequeños.
Un abrazo.

Isabel Martín dijo...

me uno a la petición de Miguelo.
porque si escuchar las historias de cuando eras pequeña es conmovedor, leerlas debe ser increible.

Fernando Sarría dijo...

aún así deja de mirar para atras siempre...vive que todavía eres una rama fecunda de vitalidad...besos fuertes y en los labios...coño!!

Xiketä dijo...

Estoy con Fernando...
Me ha dado esa sensación, vive el presente, Amparo.
Tienes muchas cosas que disfrutar!
Besos

gaia56 dijo...

La sencillez es una valiosa compañera, nos sobran las palabras engordadas y artificiales.
el camino está ahí, por delante, con felcidad y regalos, con tristezas que seguro llegarán.. pero lo importante es seguir caminando libre.
Un beso.

Pakous dijo...

Me ha gustado tu reflexión profunda y a la vez liviana.
Un abrazo