2008/05/04 | By: Amparo

MAYO




Sin duda es el mes que más recuerdos ha dejado en mi memoria.

Solía decir mi padre que fui la mayor alegría que recibió en su vida y que cuando fuese viejo ya tenia alguien que no le cerraría la puerta.

Tozuda, mi madre decía siempre que no podía negar mis raíces, -eres cabezona como tu sola- recalcaba.-siempre tienes que salirte con la tuya-

Y fui creciendo y cumpliendo mayos, no tenía muchos cuando los mozos cantaron a la puerta de mi casa.



Alégrate moza

Que mayo ha venido.

Si ha venido mayo

Bienvenido sea

Que en viniendo mayo

Las flores se alegran


Cuando cumplí los dieciséis en un arranque de esa tozudez que siempre me ha acompañado tire la pulsera que con tanto cariño me regalo para demostrarme su amor, el agua se llevo la pulsera y el enfado, era impulsiva y no media las consecuencias.

Y en aquel mayo histórico de días de vino y rosas ya tenia clara mi posición, a la tozudez se sumo la rebeldía

Los 21 fueron mágicos, ya era mayor de edad, una gran puerta se abría ante mí, estaba terminando la década de los 60 y me sentía llena de vida de ilusiones y sueños.

-Que deprisa pasa el tiempo, ya cumplo 40, tengo dos hijas de 12 y 15 años y la vida me sonríe, me siento plenamente realizada como mujer aunque aun no haya escrito un libro- sin dudas, la mejor etapa, los mejores mayos cumplidos.

Los 50 los roce sin querer detenerme en ellos muy fijamente, pensaba que había alcanzado la cima mi vida y que comenzaba el descenso, creo que me asusto un poco la bajada.

Y con este breve repaso, (siempre suelo ser breve en las exposiciones de mis sentimientos) cumpliré 60 mayos. Mi vida ha sido sencilla, no he necesitado grandes cosas y me amoldo bien a los cambios, aquella tozudez que me caracterizo se ha convertido en calma, he procurado aprender de todo aquello que he tenido a mi alcance y he contado con la suerte de conocer personas que han aportado mucho a estas enseñanzas.

El día 21 traspasare otra barrera, la década de estos 60 no será como aquellas otras que traspase hace 40 o 50 aunque algo la asemeja, Miguel, esa persona de la que pocas veces hablo continúa estando a mi lado como mí más incondicional amigo.

12 comentarios:

Sasian dijo...

Tremendo post amiga Amparo. Breve pero contundente.
Así me gustas y me cobijas: tozuda y rebelde. Créeme ojalá yo fuera un poco más d elas dos cosas.
Tener a tú lado a Miguel durante todo este tiempo, además es un lujo que no sabes cómo envidio.

un abrazo.

Miguelo dijo...

que buen post. es bueno ser tozudo! y bienvenidos los 60! fueron una buena decada :)

unjubilado dijo...

Bonitos Mayos, bonito post, ahora que posiblemente te gane a tozudo y cabezón por algo soy mañico, claro que con mis mas de 60 otoños, suelo dejar que hablen los demás.
Un abrazo en el día de la madre.

Isabel Martín dijo...

pues ya sabes, alégrate que ha llegado mayo moza.

deberías tener un especial cumpleaños que 60 no se cumplen todos los días, ¿algún deseo?

por cierto, creo que es la segunda vez que nombras a tu incondicional Miguel, y sin decir nada dices mucho.

brujaloca dijo...

Pues a ver si alguien nos organiza un fiestuki, a las que en ese meridiano de días pasamos década (prodigiosas somos jeje).

Será difícil encontrar un regalo para tan magnífico día, pocas pueden presumir de llegar a los sesenta con ese cuerpaso y ese coco, y sobre todo con esa manera de ser y estar. Aunque hayas perdido tozudez aún te queda para muchos años. Y yo te aprendo cada día.

unjubilado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mia dijo...

amparo

desde que tu alma

roza la mía,es una dicha

saber más de esa niña

que ha crecido tozuda

firme y leal a sus ideas

a la noche y a la luna

Celebraremos,y,a Miguel

como a Adriá,y las niñas

mi cariño de verdad!


♥♥♥besos♥♥♥

ybris dijo...

Mi querida tozuda, mejor es contar los años en mayos que en septiembres y no dar demasiada importancia alas décadas.
Los sesentas no te harán menos tozuda ni rebelde. Es más que probable que te reafirmen en lo que ya sabías.

Un beso.

Xiketä dijo...

Amparico, creo que ya lo sabes, pero para mi, desde que te conocí, nunca he visto a una mujer de 60 ni 50, ni nada...

Siempre he visto en ti a una amiga en la que se puede confiar, que sabes escuchar y que no miras a las personas por lo que aparentan, sino por lo que son.

Asi que aunque los años pesan (imagino), conserva siempre la juventud que llevas dentro.

Muchos besos y dentro de poco te felicitaré pues!!!

Hoy quiero contarte dijo...

Pasate por mi blog a recoger el premio BLOG DORADO. Para mi es un honor compartirlo contigo. De las seis personas a quien se lo debo pasar he pensado en ti, te lo mereces porque tu blog es asi de chulo y de cálido, como tu.
Ah, lo encontrarás en el primer comentario de mi entrada del dia 7 de mayo.
Un besito de los de verdad.

Mr Bonkei dijo...

yo ya traspuse,como tú varias decadas y tambien estoy en los sesenta,y quiero decirte que nunca disfruté tanto de la vida como ahora,al igual que un vino,creo que he alcanzado el grado justo de madurez,saabor y color, que hace que la vida se vea más bella .( humildemente)

Isabel Martín dijo...

¡FELIZ SANTO!

Aunque seas atea espero que te invites a algo...