2010/12/19 | By: Amparo

FONT DE MORA ALS BARRACONS

Hace unos pocos años, Adrià, dejaba la guardería, tenía que empezar a dar sus primeros pasos en la carrera de la enseñanza y la educación. Cole nuevo, amiguitos, profesora. Los niños se ilusionan con todo, están descubriendo el mundo y cualquier cosa novedosa les hace sentirse importantes.

Adrià estaba muy contento con su cole nuevo, “iaia es roig” me decía, el color era precioso, es mi color preferido, el color y la profesora eran perfectos, el terreno y las características de aquel “cole” no lo eran en absoluto, un pasillo con barracones en ambos lados seria el lugar donde mi nieto empezaría a formar su educación, el lugar era un desierto donde el sol en verano se dejaba caer con todo su peso y el invierno una estepa donde el frio azotaba por los cuatro costados.” Lo importante es lo que se imparte dentro” me decía mi hija tratando de apaciguar mi enfado.

A los padres, cuando les explican que esta moda de los barracones es provisional y que el colegio se construirá en breve ya que los terrenos están adjudicados y bla…bla…y bla…confían, pero cuando el tiempo pasa y ven con impotencia que lo que les prometieron no se cumple, se enfadan, y deciden entrar en acción, reuniones con las autoridades…escritos…ruegos...

Manifestación…¿iaia vendrás? Adrià estaba ilusionado con aquello, como decía antes, los niños se ilusionan con todo lo que es novedoso. También cuentan con un precioso don, tienen memoria, y aquella primera manifestación de protesta se le quedo en la memoria al igual que las consignas que se gritaban…

”Font de Mora dimissiò”

“Font de Mora als barracons”.

Adrià ya tiene un cole nuevo, pero los barracones que él y algunos compañeros suyos han abandonado no han desaparecido, otros niños los ocupan y continuaran desvencijándose bajo el sol y el frio.

Ayer, Adrià, vino a Paiporta desde el vecino pueblo de Catarroja, tomo la pancarta de Font de Mora en sus pequeñas manos y orgulloso voceo en la manifestación aquellas frases que difícilmente olvidara y que posiblemente sean uno de los primeros aprendizajes injustos que la vida le ha enseñado.

¡¡FONT DE MORA DIMISSIÒ!!

¡¡FONT DE MORA ALS BARRACONS!!

1 comentarios:

ybris dijo...

Digno nieto de tan combativa abuela.
Me alegra verle tan mayor y tan comprometido.

Besos.