2010/11/13 | By: Amparo

Cenando jamon



Pensaba, que la vuelta seria sencilla, que alguna idea se me ocurriría para escribir al menos una vez por semana.

No es que no existan temas, es fácil dar un repaso a las fotos viejas guardadas en esa caja de zapatos para encontrar alguna anécdota divertida o emotiva. Es fácil repasar las listas de música favorita y que algún sentimiento recóndito surja. Es fácil copiar y pegar aquello que he leído y que me ha gustado o impresionado.

Es algo más complicado, es mirar hacia fuera, o hacia dentro, he intentar describir lo que los ojos y los sentimientos absorben.

Anoche cene con mi mejor amiga, estábamos solas, en la cocina, ante un plato de jamón, el jamón siempre está presente en nuestros encuentros y la mesa de la cocina siempre ha sido el lugar mas acogedor de mi casa.

Estaba la televisión encendida, de cuando en cuando hacíamos un silencio en la conversación para escuchar las noticias.



Las declaraciones de la ministra Trinidad Jiménez en referencia a la barbarie que ha protagonizado Marruecos en el Sahara me produjeron aversión hacia esta mujer.

Como se puede ser tan cínica, lo que está ocurriendo es una vulneración de los derechos humanos, de las personas, de los saharauis, y sumado a esto, la muerte de un ciudadano español.

Primero se condena, a continuación, no se solicita al gobierno marroquí el esclarecimiento de lo que están haciendo y de esta muerte…se le exige.

Se le exige también explicaciones del veto hacia los medios de comunicación, es otra vulneración hacia el derecho a la información.

Marruecos no quiere testigos, este hecho por si solo ya resulta sospechoso de que algo oscuro se oculta y a la señora Trinidad no se le ocurre nada mejor que salir a la palestra, pidiendo cautela.



Zapatero está en la cumbre del G20, o es ¿G21?, lo cierto es que estas reuniones siempre me han parecido reuniones de zampones glotones repartiéndose un gran pastel, que por desgracia, nunca se les indigesta.

No sé lo que dijo el presidente, tenía más interés el jamón que sus palabras, en un breve paréntesis, mi amiga comento… ¡qué le pasa, parece que esta borracho! …y es que no es de extrañar, seguro que el pastel lo toman con caldos, caldos que tienen color de sangre.

Después, para rebajar el peso que han ganado en este banquete…






La siguiente noticia….

Como dice el refrán…con la iglesia hemos topado. Otro caso más de pederastia en un pueblo de Castellón.

El papa, la iglesia, los curas, el opus, la religión…ufff. ¿Qué lazo, que símbolo tendríamos que enarbolar en contra de toda esta basura




La noche, la cena con jamón, no se limitó a estas tres noticias que escupía el aparato de televisión

Las cenas, las reuniones o la simple charla por teléfono con esta amiga son algo más.

Sus “declaraciones” están llenas de esfuerzo, de ilusión, de exigencias, de esperanza para el futuro.

Con ella, continúo aprendiendo y me esperanzo al pensar que muchas y muchos como ella trabajan con tesón para conseguir que noticias como estas que he resumido…no se produzcan.




4 comentarios:

ybris dijo...

¡Cómo te entiendo!
Las noticias -siempre mediatizadas por agencias o intereses o prejuicios- causan una sensación de impotencia que nos lleva a la rebelión interna.
Con respecto al pueblo saharaui todo es tanto más patente cuánto uno ve lo diferente que sería si eso hubiese sido obra de Chávez o Evo Morales o Birmania o Corea del Norte o Irán.
Pero no. Es obra de un país regido por un monarca amigo del nuestro, con reivindicaciones firmes acerca de Ceuta y Melilla, con lazos de impunidad con EEUU, con petroleras, con políticas pesqueras, con internacionales de fosfatos...
Los que vivimos con rabia en 1975 aquella injusta apropiación del territorio por parte de Marruecos tras la bajada de pantalones de todo aquel proceso de descolonización y la política de hechos consumados con Marchas Verdes de Marruecos, nos revolvemos en los asientos escuchando las voces templagaitas de la diplomacia inoportuna junto a la hipócrita denuncia de la derecha que ve en todo motivo de desgaste para llegar al poder.

En fin, Amparo, esa noticia, las otras que citas y las mil que se podrían añadir a veces nos hacen cínicos o desesperanzados.
Tanto como para acabar al final refugiados en la compañía de un puñado de amigos y unas lonchas de jamón.

Anímate y sigue escribiendo. No es que yo sea un buen ejemplo, pero la verdad es que basta a veces abrir los ojos para contar lo que vemos.

Besos.

Isabel Martín dijo...

Menuda semana para el pueblo saharaui, piensan algunos. Pero son ya demasiados los años que llevan soportando el asedio, las torturas, la discriminación, la misera, los asesinatos,... del rey de Marruecos.
Ver la tele, las noticias, es algo que revuelve las tripas, sobre todo cuando las noticias no son tales y son más un lavado de cerebro ¡qué razón tiene Ybris... otro gallo cantaría si no fuera el sol del sahára sino el de Cuba o Bolivia o Venezuela...
Sigue escribiendo, haces falta.

Y por cierto... muy bueno el jamón.

SUSURU dijo...

Me resultó muy interesante leer tu post. Es muy bueno para mí q sigas escribiendo, Me produce placer.
Los acontecimientos caóticos que causan malestar, con toda seguridad una buena amiga y el jamón ayudan a digerirlo.

besotes.

Nela dijo...

Un placer encontrrte, pero más leerte
Besos
nela