2013/06/22 | By: Amparo

Hoy da comienzo una nueva etapa de mi vida.



Hace unos meses escribía mi anterior entrada en la que plasmaba mi inquietud por el cambio de ciclo. Las palabras que Ybris me dejó escritas el mismo día de mi cumpleaños me ayudaron a darme cuenta de que en realidad lo único que ha cambiado en mi vida ha sido el cese de la actividad laboral, en el resto de circunstancias continúo siendo la misma de siempre y no es necesario efectuar ningún cambio ya que siempre me he sentido bien siendo tal y como soy.
 

Han pasado cinco años y algunos meses desde que llegué a esta empresa, eran malos momentos personales los que atravesaba, el cierre de mi propio negocio por el que tanto aposté se hundió como un barco que lo engulle el océano y allí en medio de la soledad del mar me encontraba yo, asida al pequeño salvavidas que se me tendía.





Fueron días duros, pasé de ser patrón a simple grumete. Cada día y durante algún tiempo me despertaba pensando en saltar por la borda, pero no lo hice, aguanté y aguanté, y fueron pasando meses y meses y mi espacio se iba ampliando. Fue algo así como pasar de encontrarme náufraga en un pequeño islote a ver como el terreno se expandía haciéndose grande y así, cada día que pasaba me sentí más dueña de mi misma.

Al final, ayer, comprendí que mi esfuerzo, la calma que proporciona el mar y las personas que he tenido junto a mi me han convertido en el grumete más brillante y más querido que ha navegado por todos los mares del mundo.

Estos últimos días han estado plagados de emociones y de sentimientos sinceros, fue imposible contener alguna lagrimilla


3 comentarios:

Beatriz Jimenez dijo...

La mejor grumete del mundo! Hoy es el primer día de tu vida, como lo han sido todos hasta ahora, con la diferencia de que ahora tendrás más tiempo para los que te queremos. Te deseo toda la felicidad del mundo!!

Camino del sur dijo...

Amparo dejarte dolo mi admiración y un gran abrazo por este momento por esta etapa que inicias, que sea la más plena todas.
Pilar de camino del sur

blanco vida dijo...

soy el viajero de internet.quiero que todo el mundo sea feliz.no soporto mas este mundo de dinero,donde trabajar es para ganar dinero y no para hacer algo para los demas,donde hay guerras y demas violencia.debemos cambiar el mundo ya