2008/06/20 | By: Amparo

AL BORDE....

Me gusta mi trabajo, cuando era pequeña y mi madre me enseño a hacerme muñecas de trapo, hacerles vestidos era un entretenimiento agradable, las monjas me enseñaron a bordar y cuando apenas contaba 8 años ya confeccionaba algunas prendas para mi, también prepare la canastilla de una de mis primas, aun la conservo ya que mi tía me la entrego años mas tarde para que la conservara como recuerdo de lo que aquellas diminutas manos confeccionaron.

Han pasado muchos años y muchas puntadas entre mis manos, hoy en la recta final de mi carrera laboral me he sentido al borde del precipicio….

La primera semana de julio es la feria de la confección en Valencia, FIMI, es por eso que andamos saturadas de trabajo en la empresa preparando el muestrario para el verano del 2009, la jornada se alarga con algunas horas extraordinarias, al media día hacemos un receso de media hora para comer algo y reanudar la jornada.

¿Qué me llevo para comer? Me preguntaba esta mañana al abrir la nevera y verla con pocas provisiones, he tirado mano de una pechuga de pollo y unos pimientos y con desgana los cocinaba mientras revisaba lo cotidiano en Internet.

- que aspecto más triste tiene este pollo- Les decía a mis compañeras mientras trinchaba el filete.

De repente he sentido que el mordisco se quedaba atascado, no podía respirar y la vista se me nublaba. Han sido unos segundos eternos, he visto la muerte de cerca, ni siquiera he tenido tiempo de ver pasar mi vida por delante y tremendo susto el que les he propinado a mis compañeras, cuando el bocado (que ni siquiera se si ha bajado o subido) ha despejado la traquea y el aire ha llegado a los pulmones he sentido frió y un intenso sudor…me han preparado tila para calmar mi angustia, Toñi y Pilar me han abrazado, Concha ha estado toda la tarde preocupada por mi…

Creo… que será menos triste morir si sientes que no estas sola

7 comentarios:

mia dijo...

la soledad puede ser aceptada,

dura o levemente pero

a la hora de la muerte...

Mejor no pensarlo

y gracias por estar siempre

y por muchos años!!!

Te quiero amiga!

♥♥♥besos♥♥♥

ybris dijo...

Por favor, Amparo. Me has puesto los pelos de punta.
Con lo que yo te quiero.
No se te ocurra volver a distraerte al comer. Hay modos más serios de marcharse cuando ya se ha terminado de bordar todo lo pendiente.
Que a ti te queda todavía mucho por bordar.

Un montón de besos.

Xiketä dijo...

Amparooo...joer que susto!!
Mira que me lo imagino y me dan escalofrios!!!
Qué cosas pasan a veces en la vida...
Por lo menos sabes que la gente con la que trabajas, a pesar de las diferencias, te quieren.
Y yo también!!!
Menos mal que no te ha pasado nada.
Muchos besos!!!

Isabel Martín dijo...

ayyyyy que casi me quedo huérfana!!!!
a ver quién me iba a llamar cada mañana y quién me iba a hacer croquetitas...

sigue mi ejemplo y mastica bien.
y no vuelvas a comer pollo.

:-o

Sasian dijo...

Si hubieras seguido la dieta de lechiguita y poco mas...

Bueno, almenos tus compis han estado al pairo...

La próxima vez háztelo a trocitos pequeños...

Besos

ATRAGANTAO dijo...

a mi me paso lo mismo con un trozo pan

Caminodelsur dijo...

Uyyy Amparo me estoy colocando al día y empecé desde él más reciente post, y vengo a encontrarme con éste y yo sin haberte dicho cuanto lo siento. Que tremendo susto, has pasado gracias a Dios no estabas solita y todo ya pasó, mucho ánimo y fuerza, que se no te falta pero igual va.

Besosos