2007/11/21 | By: Amparo

El diario de Patricia

Cuatro días mas tarde era degollada en Alicante.



7 comentarios:

mia dijo...

Tremenda necesidad de ser princesas nos condena a veces a una vida de mujeres sumisas,pero un No nos puede costar la vida?
A qué punto se cree poderoso un hombre?
Me dejas con la piel de gallina y un amargor muy hondo de la boca al alma....
Nunca he visto este programa.
Besos
Mía

Xiketä dijo...

Que fuerte, Amparo!! Me quedo sin palabras.
Viendole la cara a ese cabron nunca me podria imaginar que era un asesino.
Malditos celos, maldito machismo, maldita soberbia!
Qué se creen los tipos como éste? Que son Dios?
Cómo es posible que haya gente tan joven con pensamientos tan prehistoricos?
Es increible esta sociedad nuestra!
Un beso con dolor en mi orgullo

Bichitodeluz dijo...

Terrible, y cada vez mas frecuente por desgracia, realmente impactante el video, ver los ojos de esa chica, como le temía.

Saludos Amparo

María Manuela dijo...

Ayer me enteré por tu blog de esta macabra noticia, después no dejó de ser el comentario del día cuando leíamos el periódico. Hay por ahí individuos a los que no se les puede decir NO, hay por ahí individuos que deberían ir saltando de farola en farola en lugar de andar a dos patas. Y lo peor es qu ehay mujeres que tienen la nefasta suerte de acercarse a alguno de ellos y después nadie puede ayudarlas a alejarlos.

Ybris dijo...

Visto lo que sucedió después resulta terrible la actuación de ese señor.
Está claro que hay que creer a las personas más que a sus palabras.

Besos

Manuela dijo...

Hoy lo he visto en las noticias. ¡qué fuerte me parece!.
Tampoco suelo ver este tipo de programas.
No hay que dejar pasar ni el más mínimo maltrato, desde el primer momento hay que alejarse lo más posible de estas personas.
Por suerte las nuevas generaciones están más preparadas, mejor informadas y educadas de otro modo.

Anónimo dijo...

Me ha conmovido enormemente este suceso como muchos, es increíble como una persona sola e indefensa como el caso de esta pobre chica se ha visto sin nisiquiera ayudada y protegida por sus compatriotas dejándola sola a manos de un criminal que lo tuvo muy fácil, a tan solo unos escasos metros de un cuartel de la guardia civil, Increíble