2007/06/16 | By: Amparo




Mi tensión arterial se ha disparado estos días, mi corazón me ha dicho que esta cansado, que esta harto de aguantarme, me ha exigido medidas drásticas.
Lo comentaba ayer con un viejo amigo y le dije…si un día dejas de verme, será que he muerto….no digas semejante barbaridad, ¿Cómo puedes decir eso y quedarte tan tranquila?...no le tengo miedo a la muerte, incluso pienso que es una liberación, la independencia y la libertad, lo que no me gustaría es que mi corazón me la juegue, que me dejase con unas secuelas que condicionasen a mi familia a cuidar de mi, es por eso que he decido vigilar, amar y mimar a quien mantiene mi existencia, decirle con frecuencia que el es mi único y verdadero amor, voy a tomar los momentos con mucha calma y no dejar que lo que no es importante me afecte….¿crees que podrás cumplir lo que dices?....lo intentare, si no lo consigo tratare de dejarte un mensaje, algo parecido a lo que dice esta canción

Es hora de marchar

Si es verdad que hay algo más
Yo te esperaré
Necesito descansar
Tu amor me llevaré


Me voy hacia un lugar
Donde el tiempo es una ilusión
La brisa es de color
La voz música, y el sol es de algodón


Atravesaré la luz
En forma de eternidad
Mi voz se silenciará
Mi cuerpo será el ayer


En gotas de alma voy
Navegando hacia el final
No dudes que al mirar
Hacia tu interior, me podrás hallar


Cuando tu tiempo se va
Es hora de marchar
Prepara tu viaje bien
No tengas miedo y vé


No llores más por mí
Siempre estoy cerca de ti
Te esperaré en la luz
Allí donde no, no existe el dolor

(mago de oz)

4 comentarios:

ybris dijo...

Coincidimos en todo.
Nadie puede vivir en serio sin aceptar su propia muerte como parte de su propia vida.
Pero es mucho más difícil de aceptar el dolor del hueco que dejamos.
Aún así no tenemos mucha elección sino en poner las condiciones para llegar dignamente hasta el final.
De vez en cuando hace bien hablar de ello, aunque no sea más que para no temerlo.
Cuida esa tensión. Yo le tengo más miedo a la cabeza que al corazón.

Besos.

Amparo dijo...

A no temerle a la muerte me enseñaron mis padres, a los dos los vi morir dignamente
Es posible que me preocupe mas el corazón que la cabeza por que casi siempre mis reacciones son desde el, además no se si la cabeza la he tenido bien alguna vez.

Ayer me volví a sentir otra vez mal…pero si, me voy a cuidar, quiero ver a mi nieto grande.

Un abrazo ybris

Bichito de luz dijo...

¡Bien Amparo!, con objetivos en la mente que nacen del corazón, seguro veras a tu nieto grande.

Deseo te restablezcas completamente


Abrazos bichosos

rizossa dijo...

si es que llevas una vida muy ajetreada, ahora ya hasta te ha dado por la música heavy, jeje.

bueno, cuídate que dentro de 4 años tengo que dedicarte algo....