2007/02/13 | By: Amparo

villas de emergencia

La música del video y las “villas de emergencia” me han recordado esto que escribí hace tiempo.

Sentada ante la ventana
Beatriz permanece sentada ante la ventana, apoya sus manos en el rostro y su mirada se pierde, esta perdida, como naufrago a la deriva de tormentoso océano que no sabe en que playa la dejara varada.
Piensa en su vida… piensa en aquel viaje a Buenos Aires hace dos años, venia con un plan ambicioso, la experiencia en aquella empresa de publicidad abriría nuevos campos a su futuro como diseñadora de spots.
La llegada al lugar donde permanecería durante un tiempo ampliando sus conocimientos fue algo que siempre permanecerá en su recuerdo, el director de la empresa la recibió y le presento al que tenia que ser su compañero de equipo
-Beatriz, le presento a Fernando- la mirada sostenida, el apretón de manos que se prolongo más de lo habitual, el estremecimiento que recorrió sus cuerpos, fue el principio de una buena sintonía.
La relación de compañeros se convirtió pronto en algo mas, el se ofreció para hacer de guía y mostrarle la ciudad
-Pebeta mía, papa papusa- Le dijo en lunfardo porteño, fue el comienzo de compartir, trabajo, vida, amor, enseñanzas mutuas. Amaba su país, se sentía orgulloso de ser porteño y sus costumbres se convirtieron en las suyas.
– mi muñequita linda, pebeta gallega quedaos, no arrugues cuando desde un corazón porteño asaltan tu independencia y libertad, lindo todo lo tuyo, hasta las ganas de discutirle y pelearle-
Le contesto - me quedo, te amo, deseo con todas mis fuerzas compartir contigo lo que el destino nos depare, hablare con mis padres, mi madre me entenderá, es mujer independiente y dueña de ella misma, me enseño a desafiar y ser valiente con los retos que la vida nos pone delante-
Le enseño lo bueno, el tango, el lunfardo, el dulce de leche y la acostumbro al mate, pero también le mostró la cara triste de aquella Argentina que esta prisionera de las desdichas políticas y económicas.

Su recuerdo se centra en apenas unas horas antes, paseaban por las calles de Buenos Aires y el mundo les pertenecía, de pronto…

Gente… hombres y mujeres, la mayoría jóvenes, sirenas, policía por todas partes y de repente sin saber como ni de que manera su cuerpo cayendo inerte sobre el asfalto, una bala había impactado en la cabeza de Fernando, desconcierto, golpes, sangre, sus manos llenas de sangre, de su sangre... Todo fue tan rápido, tan horrendo y tan inexplicable…
Una lágrima asoma a sus ojos, vuelve la cabeza y lo mira, ya nunca le oirá decir… pebeta mía, papa papusa…se acerca a su lecho de muerte, cogiendo su mano y acariciando su rostro recita la letra de un tango…
Chau, no va más!... Es la ley de la vida devenir, ¡Chau, no va más!... Ya gastamos las balas y el fusil. Me enseño como tiembla la piel cuando nace el amor, y otra vez lo aprendí; pero nadie vivió sin matar…
Sin cortar una flor…

7 comentarios:

ybris dijo...

Triste relato de recuerdos de amor y amistad con fondo de balas y sangre.
Confío en que sea sólo un relato bien contado.

Besos

_gaviota_ dijo...

Solo es un relato...un cuento imaginado.

david santos dijo...

Hola!
Sólo quiero que sea una narración, nada más.
Gracias.

david santos dijo...

Gaivota. Mi blog es lo "SO VERDADES" y no aquelle onde hás comentado. Pudes entrar en la misma página, pero aquelle no es mi blog.
es si, "SÓ VERDADES"
ME DESCULPA.

Naty dijo...

hola,passei e gostei bjs naty

María Manuela dijo...

Hoy corté una flor...y llovía llovía...

Carlos dijo...

"Tomálo con calma... Esto es dialéctica pura, ¡te volverá a pasar tantas veces en la vida!"

Asi es un relato que puede ser realidad , asi es el tango, ficticio a veces pero real y magico...
"-Empezar a pintar todos los días
sobre el paisaje muerto del pasado
y lograr cada vez que necesite
nueva música, nueva, en nuevo piano..."
"Vos no podés elegir el piano, crear la
música de una nueva vida y vivirla intensamente
hasta equivocarte otra vez, y luego volver a empezar
y volver a equivocarte, pero siempre vivir... ¡vivir
intensamente!, porque ¿sabés qué es vivir?..."
Vivir es cambiar."
Homero Esposito. Ver si puedo pegar este tango un dia abrazos madre patria y a vos llollega querida .